INDULTOS - LA HONRADEZ Y EL INTELECTO VAN DE LA MANO -

En un fallo histórico, la Corte Suprema anuló por primera vez uno de los indultos a favor de represores de la dictadura, el 1002/89, firmado por el ex presidente Menem.
La Corte señaló que "los delitos de lesa humanidad, por su gravedad, son contrarios no sólo a la Constitución Nacional, sino también a toda la comunidad internacional, razón por la cual la obligación que pesa sobre todos los Estados de esclarecerlos e identificar a sus culpables surge también de los tratados internacionales"
En esta causa caratulada "Mazzeo", lleva la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Raúl Zaffaroni.
En disidencia quedaron Fayt y Argibay.
Yo personalmente me adhiero al voto disidente, aunque estos tienen sus diferencias.
Pero más allá de la posición jurídica, es menester recalcar el voto de la Dra. Argibay.
En su voto alega que existe cosa juzgada en el caso del indulto tratado, dejando a salvo que para ella los indultos en general son inconstitucionales porque con ello el Ejecutivo invade potestades exclusivas de la justicia, dice que incrementa la "magnanimidad" del Presidente. Finaliza diciendo que si bien le disgusta el indulto, de esta manera dio prevalencia a la cosa juzgada y, con ello, al estado de derecho.
Ella expreso:"Los indultos son inconstitucionales, pero por encima de esto está la cosa juzgada. Si no fuera así, tendríamos que estar revisando causas eternamente y nunca tendrían fin las disputas", destacó. En su voto, la jueza recordó que en el caso del ex general Santiago Omar Riveros, la propia Corte Suprema, en 1990, había avalado la validez del indulto. "Si no respetamos lo que dijeron otros tribunales pese a que no nos guste, estamos perdidos".
Esto hace creer nuevamente en la justicia, esto hace entender que más allá de que le costo "sangre, sudor y lágrimas" según sus palabras, la ley esta por encima de las opiniones personales. Que se debe respetar el principio de la cosa juzgada, que es una garantía constitucional primordial para lograr el efectivo funcionamiento del Poder Judicial.
Que la honradez y el respeto por las normas existen. Que se puede, aunque cueste.
El mensaje es claro, se debe seguir estos ejemplos, se debe promover y festejar el respeto por la ley, con su voto manifestó su posición de respetar la justicia y a la institución.
--
Vale agregar el valor del voto del erudito Dr. Fayt quien dijo que hay cosa juzgada en el tema porque la Corte ya declaró constitucional el indulto, además de no encontrarse inmersa en nuestro orden normativo la Convención sobre imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad al tiempo en que Riveros cometió sus crímenes, de tal forma que perseguirlo, aplicando retroactivamente esta convención, violaría el "nullum crimen nullum poena sine lege praevia", al que reputa como el principio más valioso del derecho público constitucional.
A su vez agrega que la Constitución Nacional está por encima de los tratados y declaraciones internacionales, para lo cual cita la doctrina llamada "margen nacional de apreciación", elaborada por la Corte Europea de DD.HH.
Otra parte interesante del voto es cuando de algún modo rebate el derecho de las víctimas a conocer la verdad, sosteniendo que no es la única manera a través de los juicios criminales, que también se puede llegar a ese fin (y satisfacer los estándares internacionales) a través de los Juicios de la Verdad u otras experiencias reparatorias, como la realizada en Sudáfrica a la salida del apartheid. Ese es un tema que desarrolla en forma brillante Carlos Nino en "Juicio Al Mal Absoluto", donde explica como cada país ha vivido las tragedias en similitud con otros paises.También Nils Christie toca el tema en su libro "Una Sensata Cantidad De Delito".
Es notable la brillantez de Fayt en su voto, un verdadero lujo.
-
VOTOS DIFERENTES, PERO AMBOS SOBRESALIENTES.
-
S.A

3 comentarios:

Good Girl dijo...

Me encanta lo que haces Sebi, te admiro mucho.

Un beso!
Vale.

Anónimo dijo...

Seba: Realmente todos los temas que tratás en el blog me parecen muy interesantes.
Estuve leyendo recién el tema de los indultos, yo entiendo que sea cosa juzgada y que volver todo para atras sería descalificar lo que se hizo anteriormente y armar un caos en la justicia, pero hay veces que la magnitud del caso lo requiere.
Por otro lado lo relacione con el tema de los conjueces, en el sentido de que se sabe que no son constitucionales pero el hecho de dejar sin efecto lo actuado por ellos causaría un gran desorden en la justicia.
En definitiva las dos posturas tienen cosas interesantes.
Saludos
J.G

Matias Juan dijo...

Seba, creo que ya sabés mi opinión sobre este asunto, que por cierto es discímil a la tuya, pero no tengo problemas en volver a exponerla: cuando hay delitos de lesa humanidad de por medio, con todo lo que ello significan, y en virtud de compromisos internacionales del Estado argentino, no hay cosa juzgada, prescripción, indulto, conmutación ni amnistía que valga.
Los represores deben ser juzgados, se los condenárá o no, pero juzgados al fin, de manera que los procesos y las condenas en estos casos no deben quedar truncos por los medios que cité.

Saludos.