LA CÁMARA DE CASACIÓN ORDENÓ LA LIBERACIÓN DE CHABÁN


Libre por un juicio demorado


¿Omar Chabán debe estar libre, a pesar de estar acusado de provocar la muerte de 194 personas?


Los familiares de los muertos, los sobrevivientes ilesos y heridos, en su mayoría, piensan que no, que debería estar tras las rejas. Pero la justicia no es la venganza de las víctimas, sino el sometimiento a los tribunales para decidir según la ley, ante la cual somos todos iguales.


Esa ley es justamente la que dice que todos gozamos de la presunción de inocencia, que sólo puede desaparecer con una condena firme.

Por lo tanto, el encierro, que es la excepción, sólo correspondería cuando recae condena sobre un acusado, con las excepciones que prevé el propio código: que haya peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación.


El 70 por ciento de los presos de las cárceles argentinas está encerrado sin condena, es decir, está procesado con prisión preventiva. Los tratados internacionales prevén que este estado no puede extenderse más allá de dos años, un plazo razonable para que el Estado juzgue al acusado y le de certeza sobre su culpabilidad o no.


Chabán lleva más de dos años preso sin sentencia. No es su culpa que el Estado aún no lo haya juzgado. Y ésa es la razón por la cual la Cámara de Casación decidió no prorrogar la prisión preventiva y excarcelarlo a partir del viernes próximo. Casualidad o no, el mismo día en que Aníbal Ibarra jurará como legislador.


Una jurisprudencia que se está abriendo camino entre algunas salas de la Cámara del Crimen y de la Cámara de Casación penal sostiene el criterio que por más grave que sea el delito que se le achaca al imputado, debe esperar el juicio en libertad.


Chabán, para los jueces de la Cámara del Crimen Gustavo Bruzzone y María Laura Garrigós de Rébori, por mayoría, debía esperar así el juicio y lo liberaron. La Cámara de Casación rechazó esa pretensión y lo volvió a encarcelar. Pero como pasaron dos años y medio sin proceso, los jueces de la Sala III urgieron a que se haga el juicio oral y prorrogaron la prisión preventiva.


Pero el tribunal oral a cargo del juicio no podrá comenzarlo, sino hasta el primer semestre del año próximo, por lo que prorrogó la prisión preventiva por seis meses más. La Cámara de Casación, casi ofendida, anuló la prórroga y le recordó al tribunal oral que debe acatar las disposiciones de los tribunales superiores.


Por eso, porque pasó demasiado tiempo sin que el Estado le dé certeza sobre su culpa o su inocencia, Chabán recuperará la libertad hasta que termine el juicio.


Ahora, si somos todos iguales ante la ley, ¿por qué el 70 por ciento de los detenidos está preso sin condena y muchos de ellos durante mucho más que dos años?
-
Hasta aquí la nota del diario LA NACION
-
La nota me parece correcta.

Que se apliquen las garantías para Chabán y no para el resto ( el 70% sin sentencia, con prisión preventiva que, en muchos casos, excede el plazo de 2 años ) genera, indefectiblemente, un sensación -que es acorde con la realidad- de injusticia. Por supuesto, como es lógico, está se acrecienta en los familiares de las víctimas.

Lograr que haya equidad es una de las misiones del derecho...
Creo que muchos de los operadores jurídicos deberían sincerarse y decirle al resto:
" te la debo.."
-
S.A

3 comentarios:

Matias JUAN dijo...

Comparto absolutamente la decisión de la Cámara de Casación, con la cual ha dejado de lado su anterior y bochornoso fallo que dejó en prisión a Chabán, con un voto equivocado del Dr. RIGGI, que tan acertadamente criticó DON BOVINO en un artículo. Esta resolución no hizo más que acatar la ley.

Un abrazo.

AVAZQUEZ dijo...

MUY BUENA LA NOTA DEL DIARIO, Y EXCELENTE TU COMENTARIO FINAL...

DESDE SIEMPRE EL DERECHO TIENE , ENTRE OTRAS, LA FUNCIÓN DE LOGRAR LA EQUIDAD..Y SÍ TODAVÍA ESTÁ EN DEUDA CON LA SOCIEDAD.

ABRAZO..

AlejandroMarset dijo...

Excelente blog.
Muy interesante algunas entradas!

Te felicito!

Un abrazo grande.