LA COBARDÍA DEL DERECHO PENAL

El razonamiento que aquí intento realizar, más allá de ser muy simple y poco novedoso es, a mi entender, dable. Esto es así porque todos estamos obligados, equivocados o no, a analizar estas cuestiones.

El título en sí es bastante sugestivo.

Nadie desconoce que el derecho penal ( desde su sistema normativo-práctico ) cuasi exclusivamente actúa sobre los miembros más débiles de la sociedad.

En consonancia con esto, entendemos que golpea al menos fuerte, al indefenso, quien no puede devolver el golpe.

Se sabe desde antiguo quienes ocupan las cárceles en el mundo. También se sabe los por qué. Estos pueden darse por varios motivos:

-alta vulnerabilidad
-consumación de un "delito tonto"
-las características sociales, físicas y económicas
-discriminación y apartamiento de determinados ámbitos sociales
-pertenencia a determinados grupos donde se ocupan distintos niveles de status, y se alejan de ciertos criterios morales y éticos ( si es que estos existen como tales )

Ante esto el proceso penal se avoca a sujetos fácilmente institucionalizables.

Con el fin de llenar libros burocráticos y responder al pedido histérico de la sociedad, en complicidad con los -siempre oportunos- medios de comunicación, los presos aumentan a diario.

Esto sucede también en las comisarías donde se busca certificar que hubo detenidos, dando cabida al arduo y perezoso sistema de averiguación de antecedentes.

Así hoy, continua sistemáticamente la opresión del más débil, donde a la justicia le es fácil conseguir resultados efectivos ( desde la óptica judicial, donde se somete al individuo a un amansador proceso, se lo juzga y se lo condena al encierro por un tiempo determinado ).

Las "presas fáciles" son siempre los mismos. El aparato judicial actúa como aquél que para mostrar su valentía golpea y castiga al más chico.Éste ya perdió. En este marco la reincidencia parece algo inevitable.(1)

El estado siempre queda impune. Los lesionados no obtienen soluciones ni reparaciones.

Se conforma un círculo vicioso que el Estado manipula desde arriba, sin asistencia, sin mediar, sin solucionar, sin reparar, sin rehabilitar, sólo golpeando cobardemente a quienes no tienen mecanismos de defensa.

-
(1) Milagrosamente las estadísticas,haciendo un promedio general en todo el territorio de la Nación Argentina, marcan que reinciden 6 de cada 10 internos.

-
S.A



7 comentarios:

JuanC dijo...

Seba:

Excelente post.

Coincido en que el tema no es nuevo, pero siempre es interesante leerte.

Además realmente el título en sí es bastante llamativo. Coincido con vos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Sebastián:

Muy bueno.

La idea en general es clara y apunta a que el derecho penal deje de ser tan hipócrita.

Seguramente para eso, primero debemos cambiar las bases de la pena, y de la aplicación de los encierros que se apliquen diariamente.

Un saludo.
Andrés Buontale

NicoF dijo...

Coincido con Andrés y Juan.

No sé lo suficiente como para hacer un análisis profundo del tema, pero me pareció muy buena esta entrada.

DiegoC dijo...

Respecto a la consumación de "delitos tontos", siempre Zaffaroni habla de el " secuestro bobo " o la falta de profesionalismo de quien delinquen.
Al parecer, eso no sucedía antes.

Estamos en épocas peores. No porque la criminalidad sea peor, sino porque cada vez hay más abismo entre las clases sociales, y genera inevitablemente problemas de delicuencia.

Excelente entrada.
Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

Seba: muy buen artículo.

Breve, pero muy fácil para entender un poco más como sucede todo.

Saludos,
Gabriel A

Seba dijo...

Muchachos:

Gracias.

Me parece que es un poco esquizofrénico este artículo.

DiegoC:

Estoy de acuerdo con vos, aunque no creo que sea directamente proporcional la pobreza con el delito, sino que entiendo que es muy difícil para los padres de menos recursos educar a sus hijos.

Saludos

SrBuomte dijo...

Clarísimo y fácil de comprender para gente que no tenemos muchos conocimientos.

Como una vez te escuché contar que dijo N. Christie: "hay que escribir para que lo entienda la tía , si elegimos vocabulario y formas complejas , la tía desaparece"

Un abrazo.
Excelente.